miércoles, 27 de octubre de 2010

Tarta Campanilla - 3 chocolates


Esta tarta me la encargó mi amiga Carmen para el cumpleaños de su hija Laura que cumplía siete añitos.

Aunque me pidió que fuese sencilla y que no me complicase mucho la vida, quería probar algo distinto. Así que gracias a una de las publicaciones de Bien venidas (revista argentina de decoración de fondant) se me antojó probar a pintar sobre pastillaje. Os pongo aquí la receta para elaborar el pastillaje.

Tengo que decir que tras elegir el tema y la forma en que iba a decorarla, me empezaron a entrar los miedos... (nunca había preparado el pastillaje, el tamaño de la tarta excedía a lo que estaba acostumbrada, quería experimentar con el sabor de praliné que a Carmen le gusta en los bombones....)

Para ser mi primer encargo, no quedé muy contenta con el resultado final a pesar de que la tarta en su conjunto sí que gustó a todo el mundo. Primero tuve el inconveniente que os decía de la dimensión (hasta ahora había hecho tartas en moldes de 20 cm y para no quedarme corta con las raciones, hice el doble de los ingredientes en un molde de 26 cm.... y claro, en lugar de hornear 40 minutos estuvo casi 2 horas en el horno....). Se churruscó demasiado y tuve que raspara la chepa de arriba.
Luego, como mi amiga me dijo que quería probar a hacer bombones de praliné, se me ocurrió hacerle uno de los rellenos con sabor a praliné, y compré esencia de praliné; pero no terminó de dar el sabor que yo buscaba así que lo disfracé con Nutella..... y para colmo quería comprar polvo de nacar para pintar las estrellas, y en la tienda me ofrecieron colorante en pasta perlado, yo pensé que daría el mismo resultado pero no era lo que yo quería y encima, tarda en secar un montón!!

Dichos todos los "problemillas", parece que la tarta gustó. Era un bizcocho MSC con ralladura de limón. El almibar era de idem y canela, y lo rellené, una capa de ganache de chocolate negro y otra capa de buttercream de philadelphia con praliné y chocolate con avellanas (nutella) y luego utilicé ganache de chocolate blanco para pegar el fondant con sabor a chocolate.

Lo bueno de todo esto es que aprendí algunas cositas que os cuento aquí para las que estáis como yo en pleno proceso de aprendizaje. Un truquillo que hasta ahora no se lo había oido decir a nadie,o leido en ningún sitio es que, para que no se desquebraje la masa extendida de fondant al colocarlo en la tarta, es importante, no poner mucha cobertura (pegamento) ya que al humedecer la masa la desquebraja. Esto me había pasado en las primeras tartas y en esta que puse poco ganache por fuera quedó perfecta!!
Y otra lección a aprender es que las figuras  de pastillaje que son duras, son incompatiles con tartas mal niveladas......de apariencia parecía que la había dejado totalmente lisa cuando quite la chepa del bizcocho pero al pegar a campanilla en la tarta, me di cuenta que era como una pared mal alisada.... no apoyaba toda la superficie de la figura, y al intentar pegarla, presioné más de la cuenta y se me rompió.....(afortunadamente con glasé real lo pude pegar y disimular).

Por lo demás, quedé muy contenta del curro de dibujarla (más bien calcarla) y pintarla. Tengo una entrada de la receta del pastillaje donde he incluido también el pintado de campanilla.


 
Las varitas son Mikados de chocolate forrados de fondant (hice 2 porque son la niña del cumple, Laura, tiene una hermana pequeña y no quería que se peleasen por la varita mágica).

A ver si mi amiga me manda una foto del corte de la tarta y os la pongo.

Espero que os guste.



No hay comentarios: