domingo, 9 de octubre de 2011

Rainbow Layer Cake

Rainbow Layer Cake



Para este pastel, yo preparé 2 recetas, y cada una de ellas la separé en 3 partes iguales para teñir y hornear en un molde de 20 cm. Creo recordar que cada parte pesaba aproximadamente unos 400 gr. Y como al final, al apilar las 6 capas, me salió un pastel muy alto, terminé cortando cada capa por la mitad, y así preparé dos tartas. Pero se podría haber preparado 1 sola masa y por lógica, lo único diferente es que tendríais que separarla en 6 partes iguales en lugar de 3 como hice yo.


 Ingredientes


  • 4 huevos, a temperatura ambiente
  • 120 ml (1/2 cup) de leche, a temperatura ambiente 
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla 
  • 350 gr (1 y 3/4 cup) de harina de repostería
  • 300 gr (1 y 1/2 cup) de azúcar glass
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear 
  • 3/4 cucharadita de sal 
  • 225 gr (2 sticks) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente, cortado en pedazos pequeños
  • Colorantes en gel: morado, azul, verde, rojo, amarillo y naranja






Modo de Preparación:
  1. Precalentar el horno a 350 grados. Engrasar molde y colocar en el fondo papel de hornear 
  2. En un tazón grande, tamizar y reservar la harina, azúcar glas, polvo de hornear y la sal.
  3. En la mezcladora, batir los huevos, la leche y el extracto de vainilla por un lado y reservar.
  4. Bajar la velocidad a lo mínimo y agregar la mantequilla poco a poco.
  5. Añadir un poco de la mezcla de huevo y mezclar a velocidad baja hasta que se incorpore. Seguidamente, aumentar a media-alta y batir hasta que quede totalmente incorporado. Poco a poco agregue la mezcla de huevo restante, con la batidora a velocidad baja, hasta que se incorpore. Raspar los laterales de la batidora si es necesario, y finalmente, aumentar la velocidad a media-alta y batir por unos 20 segundos.
  6. Dividir la masa uniformemente en varios recipientes, y añadir el colorante a cada masa separada (el aspecto o color del bizcocho es como se ve en la masa prehorneada, por lo que habrá que ir añadiendo, mezclando y añadir más colorante. Mejor poco a poco hasta obtener el color deseado que pasarse con el color. (*)
  7. Hornear durante 20- 25 minutos. Pero como depende de si la masa la habéis dividido en 3 o en 6, la altura será distinta, lo mejor es ir vigilando hasta que veáis que está listo al pinchar con un palillo y éste salga limpio.

* Lo colores amarillo, azul y verde los conseguí enseguida, el naranja, morado y sobretodo el rojo me costó más. Este último fue el que más tuve que añadir porque parecía rosa, pero luego cuando reposó cogió más color y al hornearlo fue el único que cogió más fuerza del que parecía en un principio.

Una vez enfriados, se coloca gradualmente cada capa intercalada con el frosting o buttercream de chocolate blanco y se recubre toda la torta con el mismo frosting ( a la receta clásica, le añadí aroma de vainilla y chocolate blanco fundido, y como éste le dió un color amarillento a la mezcla, le añadí un poquito de colorante en gel blanco para intensificar el color blanco)


Se puede preparar cubierto simplemente con el mismo frosting o buttercream de chocolate blanco, pero yo puse menos cantidad para que sirviese simplemente de pegamento para cubrirlo con fondant.


Vaya corte, eh!! Al ser las capas finas, el buttercream lo humedeció genial, y tenía una textura esponjosa y húmeda, sin resultar empalagoso. De verdad, que fue todo un éxito!!


Espero que os guste!


2 comentarios:

Jose Antonio Rodriguez dijo...

delicioso! DOY FE

maribel dijo...

¡ hola ! acabo de aterrizar por tu blog via el club de las reposteras y ma quedo como seguidora asi no me pierdo tus recetas.
este pastel de colores siempre triunfa.

besos desde ibiza